Kal Penn, el actor que interpretaba a Kumar Patel en Dos colgaos muy fumaos, abría su aparición en un documental de Hari Kondabolu con una frase lapidaria: “Odio a Apu. Y por eso no me gustan Los Simpsons”¹.

1544785121_769980_1544785211_noticia_normal.jpg

El documental, obra del cómico, actor, cineasta y podcaster indio y estrenado en 2017 bajo el título de El problema con Apu (The problem with Apu – 2017), ponía encima de la mesa el obstáculo que podía suponer para, por ejemplo un niño norteamericano de ascendencia india, el tener que lidiar con conjugar su cultura natal y la de sus ancestros a la vez que se enfrentaba a esa visión del personaje de Apu en Los Simpsons que reforzaba ciertos estereotipos racistas que luego eran arrojados contra él en el marco de una sociedad en la que problemáticas como el bullying parecen cada vez más presentes en los colegios. Los mismos entrevistados en el documental reconocían haber tenido que luchar contra insultos y burlas en esa dirección.

El problema central no era tanto el que el personaje sea una parodia como lo pueden ser también Homer Simpson o Montgomery Burns, el primero del estereotipo del americano medio cabeza de familia blanco, ignorante y preocupado únicamente de emborracharse y ver la televisión, y el segundo de la imagen de gran empresario americano avaro, cruel, amargado y que sólo ve a sus empleados como meros peones de los que ni siquiera recuerda su nombre en muchas ocasiones, si no que dentro de Los Simpsons la sociedad estadounidense únicamente tenía un reflejo de lo que era alguien proveniente de la India, mientras que existían diversos perfiles americanos reflejados en la serie.

Esto supone únicamente un punto de partida contextual: Un año después y tras la polémica desatada con el documental El problema con Apu, las redes sociales y la rumorología daban voz a unas declaraciones realizadas por Adi Shankar en IndieWire en las que el productor indio aseguraba que su productora había puesto en marcha un concurso de guiones con el fin de otorgar al personaje de Apu Nahasapeemapetilon un retrato más fiel a la realidad de los indios en América pero que no se llevaría a cabo puesto que, según lo que le habían dicho algunos trabajadores de la obra de Matt Groening, se había decidido esquivar la polémica simplemente eliminando al personaje de la producción.

Como era de esperar, la controversia se desató provocando acalorados debates que no fueron acallados ni siquiera tras el desmentido de Al Jean, productor ejecutivo de la serie que escribió en Twitter: “Adi Shankar no es productor de Los Simpsons. Espero lo mejor para él pero no habla por nuestro show”.

Y aunque las palabras del productor confirmaban la continuidad de Apu en las vidas de la familia Simpson la discusión se trasladó situando su foco en si realmente el dependiente del Badulaque constituía un estereotipo irreal sobre los indios y cuál era el problema de esto teniendo en cuenta que toda la serie se cimentaba en personajes construidos en torno a parodias con los que nadie más parecía tener mayores problemas, y si era posible o incluso conveniente eliminar al personaje o únicamente los rasgos y matices racistas sobre los que se había diseñado.

Al margen de toda la polémica, no es el primer personaje dentro de la industria del entretenimiento edificado sobre un esqueleto con connotaciones machistas, racistas, etc. y que luego debe ser reconstruido de alguna forma de acuerdo a los nuevos estándares sociales en los que se desenvuelve. Los tiempos cambian, los valores evolucionan y lo políticamente incorrecto, para bien o para mal, varía con el paso del tiempo adaptándose al contexto social en el que opera.

DE RATONES Y HOMBRES Y CONEJOS.

IXSP082_Mickey_Animation_card_1_1024x1024.jpg

En 2019 todo el planeta conoce Disney, la compañía de entretenimiento más grande del mundo y cuyos brazos se extienden por una cantidad infinita de productos, obras y filiales. El encabezado del primer resultado al buscar el nombre de la multinacional en Google es: “Disney España: El sitio oficial de todas las cosas Disney”, pero tal es la extensión y el poderío de esta compañía que bien podrían eliminar ese “Disney” del final de la frase y no estaría muy desencaminado: “Disney España: El sitio oficial de todas las cosas”.

Bromas aparte, la empresa fundada en 1923 por Walt Disney y Roy O. Disney no fue siempre el gigantesco conglomerado de empresas que es hoy día. En sus inicios comenzó con una serie de cortometrajes que mezclaban imagen real y animación publicados bajo el nombre de Comedias de Alicia. El primero de ellos, con el nombre de Alice’s Wonderland y vagamente inspirado en la obra de Lewis Carroll, ni siquiera llegaría a estrenarse pues Laugh-O-Gram Films, los responsables junto a Walt Disney de su producción, entraron en bancarrota antes de que el film viese la luz obligando al futuro creador de Mickey Mouse a probar suerte enviando la cinta a la productora y distribuidora Margaret J. Winkler, quien mostró especial interés en la mezcla que hacía de imagen real y dibujos animados y ofreció a Disney un contrato para editar la serie completa de las Comedias de Alicia que llevó al animador estadounidense a fundar Disney Brothers Cartoon Studio, que en el futuro se convertiría en los estudios de animación de Walt Disney.

En 1927 y con la fórmula ya agotada el estudio decidió apostar por piezas totalmente animadas y comenzó la que sería su serie de más éxito hasta la fecha, utilizando como personaje protagonista a Oswald, el conejo afortunado (Oswald the lucky rabbit), pero un año después las peticiones de Walt Disney a Charles Mintz para que aumentase el presupuesto de la producción provocaron el efecto contrario: Los dibujos animados del conejo afortunado debían reducir costos y el dibujante prefirió abandonar el personaje del conejo, cuyos derechos no poseía, optando por crear uno nuevo, así nacería el que con los años se convirtió en el emblema y personaje más icónico de la compañía de entretenimiento más grande del mundo entero: Mickey Mouse.

 

UN PATO, “DOS PERROS” Y UN RATÓN.

d156c6c9c8b6523d5c8898dc43249c5b.png

En los años siguientes se fueron sumando cada vez más personajes al universo de Disney, desde los más viejos como Pete Pata Palo que había aparecido por primera vez en las Comedias de Alicia y que acabó reconvertido en un archienemigo de Mickey, hasta otras nuevas incorporaciones a modo de secundarios como la vaca Clarabella, pasando por personajes que nacieron a la vez que el ratón y que con los años adquirieron un rol protagonista con entidad propia como Minnie Mouse.

Pero de entre todas las creaciones del estudio, hubo cuatro personajes que acabaron formando el plantel titular de la producción animada de Disney: El ratón Mickey, el pato Donald, el perro Pluto y Goofy.

Así que, si Mickey es un ratón, Donald es un pato y Pluto un perro, ¿Qué es Goofy? A día de hoy y viendo su aspecto la respuesta rápida podría ser: “Goofy es un perro”, pero si Goofy es un perro ¿Por qué esa diferencia de aspecto y características con el otro perro que había dentro del grupo? ¿Puede haber en los orígenes de Goofy una respuesta más clara a qué es realmente este personaje y que con los años dicha respuesta se haya diluido lo suficiente como para que el público conteste únicamente que es un perro antropomorfo?

EL ESTEREOTIPO DE LA SANDÍA.

Avancemos unos cuantos años en el tiempo, concretamente hasta el año 2008. Barack Obama se presenta como candidato a la presidencia de los Estados Unidos de América, nada más y nada menos que el primer candidato afroamericano presentado por los demócratas y con esto algunos de sus detractores comienzan a utilizar imágenes de sandías.

Esto tiene una razón de ser: En la cultura estadounidense existe un estereotipo (racista) que hace referencia a que los afroamericanos tienen un apetito desbocado y un impulso voraz por comer sandías.

El estereotipo de la sandía tiene su nacimiento en la segunda mitad del siglo XIX. Tras conseguir los esclavos estadounidenses, durante la Guerra de Secesión, la emancipación, estos comenzaron a comer, vender y cultivar sandías, por lo que esta fruta se convirtió en un símbolo de la libertad. La población blanca en el Sur, que además vivía un periodo de expansión de la industria del algodón que se servía de los esclavos negros para la recolección, se opuso con firmeza al movimiento abolicionista que se extendía desde el Norte de los Estados Unidos y empezó a parodiar el uso de la sandía como símbolo relacionando esta con la falta de aseo e inteligencia o la pereza. Las caricaturas de la época venían a representar a las personas afroamericanas como gente simple y bobalicona cuyas únicas aspiraciones eran un poco de descanso y sandía para comer. Desde otras fuentes se asocia la aparición de este estereotipo con su naturaleza como fruta refrescante y con gran cantidad de agua como algo típico y apropiado para comer por aquellos esclavos que pasaban horas y horas bajo el sol en campos de algodón.

A lo largo de los años el estereotipo racial de la sandía fue perpetuado en gran cantidad de obras, soportes y espacios, desde caricaturas y estampas a películas o espectáculos minstrels. Estos últimos consistentes en obras de carácter musical representadas en teatros y que combinaban la ópera inglesa y la música negra, o la visión que los blancos tenían de esta y que se componía de himnos, canciones de trabajo y música folclórica, con actores blancos caracterizados como afroamericanos (con un estilo de maquillaje conocido como blackface) que imitaban y parodiaban con aire condescendiente a la población de color. Pero con el tiempo el pueblo afroamericano, más libre y con más derechos, se apropió del estereotipo en ámbitos como el cine y la música para despojarlo de su valor ofensivo, así encontramos en la última mitad del siglo pasado películas como Watermelon Man, dirigida por Melvin Van Peebles, en la que un hombre blanco y racista un día se despierta con su piel teñida de negro, o canciones como la del disco debut de Herbie Hancock titulada también Watermelon Man.

EL PROBLEMA CON GOOFY.

Goofy-Close-up

Conociendo el contexto y antecedentes de Disney, que tiene en su haber cortometrajes animados como Santa’s workshop² en el que una muñeca con los rasgos caricaturizados de una persona negra se estampa un sello de calidad tras exclamar: “Mammy!”, palabra por la que se conocían a las niñeras negras durante la época de la esclavitud (este fragmento fue eliminado en posteriores reediciones), es más sencillo hablar de los orígenes del personaje de Goofy y, por el marco ya establecido, como una persona de color.

Goofy es la representación no explícita del estereotipo racista que se tenía de alguien negro en aquella época.

Su primera aparición es en Mickey’s Revue³ y por aquel entonces era conocido como Dippy Dawg, un personaje cuya apariencia era la de alguien más viejo pero que ya tenía asociadas una serie de características que perdurarían en él, como su risa tan reconocible, su aspecto desaliñado con los dientes a la vista (una parte del estereotipo de la sandía muestra también a los negros como gente siempre sonriente) y un comportamiento bobalicón que molestaba al resto de personajes que lo acompañaban en la grada.

Tanto en Mickey’s Revue como en Orphan’s Benefit ⁴, donde Dippy Dawg sería renombrado como Goofy tras haber sido rejuvenecido, la acción gira en torno a espectáculos teatrales y/o musicales igual que los eran los minstrels. Durante esa época y las siguientes ya podríamos apreciar la naturaleza torpe y boba de Goofy, algo presente incluso en el propio nombre del personaje, que deriva de la palabra inglesa “goof” y cuya traducción es “bobo”, pero es a partir de 1936 cuando se explicitarían algo más, desde un prisma racista, sus orígenes afroamericanos: En los cortometrajes de Mickey’s Trailer y Moving Day protagonizados por el trío compuesto por Mickey, Donald y Goofy, este último era mostrado, de acuerdo al tópico que presentaba a los negros como devoradores de sandía, comiendo de esta fruta.

Pero ¿por qué dotar del aspecto de un perro antropomorfo a un personaje que quiere representar a una persona de color cuando además en dicho universo ya existe el personaje de Pluto, que responde a un comportamiento más cercano al de un perro real?

Sencillo: Dicho estereotipo trataba de exponer a la población negra como gente vaga y poco capacitada para trabajos que no fuesen enfocados al servicio, carentes de iniciativa y que cuando trataban de tomar algún tipo de responsabilidad por su cuenta solían fracasar en el intento provocando el caos con su acción (una visión muy conveniente si eres un racista que se opone a la abolición de la esclavitud y que tiene a centenares de personas esclavizadas a su servicio), y Goofy cumplía con estas características. Cuando el perro antropomorfo realizaba alguna tarea de manera individual resultaba en un fiasco, por contra el personaje de Mickey Mouse se fue idealizando cada vez más como protagonista con rasgos más caballerescos y propios de un líder (lo que disminuyó su presencia en las caricaturas por la dificultad que suponía para los autores el elaborar gags que encajasen dentro de su nueva personalidad). Así, se creaba una relación entre Mickey y Goofy similar a la de jefe y empleado, alguien que necesitaba de un superior que tomase decisiones por él o, dicho de otro modo, la misma relación existente entre un dueño y su esclavo. Si Goofy parecía un perro era porque su aspecto respondía a esa analogía en la que tenía dueño igual que lo tienen los perros, y a su vez, igual que debían tenerlolos negros, como esclavos que eran al servicio de los blancos.

Goofy es la representación de los prejuicios que se tenían en el Sur de Estados Unidos sobre las personas afroamericanas. Unas connotaciones racistas que con el transcurrir de los años se fueron eliminando del personaje adaptándolo a la sociedad en la que existía, manteniendo el personaje pero eliminando el estereotipo bajo el que nació.


PROGRAMAS Y CORTOS REFERENCIADOS

¹ The Problem with Apu – 2017

https://www.youtube.com/watch?v=bYuaBAvX1rM

² “Santa’s workshop” – 1932

https://www.youtube.com/watch?v=Jm_HUhHKWC0

³ “Mickey’s Revue” – 1932

https://www.youtube.com/watch?v=sJVDmxi46rI

⁴ “Orphan’s Benefit” – 1934

https://www.youtube.com/watch?v=QTJrSybN0LA

⁵ “Mickey’s Trailer” – 1938

https://www.youtube.com/watch?v=pcSZxGMIWxA

⁶ “Moving Day” – 1936

https://www.youtube.com/watch?v=NYTx07uHmmc


SOBRE EL AUTOR

Twitter de Magman


DONACIONES

Si te gusta nuestro contenido, te invitamos a que nos apoyes con un donativo. Te llevarás una edición maquetada de la revista (digital) del mes anterior y nos permites pagar dignamente a los colaboradores. ¡Juntos podemos hacer un espacio cultural cada día mejor!

Enlace a Paypal

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s