Sé que quizás este no es mi terreno. No he visto toda esa retahíla de series que se supone que uno ha de ver para tener “buen criterio”, a veces por falta de tiempo, pero mayormente por falta de interés. Es por eso por lo que hoy no voy a hacer una crítica ni una reseña profunda, hoy os traigo un humilde artículo de opinión que espero que os anime a darle una oportunidad a la saga de libros que se adaptó al cine y que ahora debuta como serie de Netflix: Una serie de catastróficas desdichas.

Este proyecto nació bajo la mano de Daniel Handler (cuyo pseudónimo es Lemony Snicket) en 1999 con el título de “Un mal principio” y que fue seguido por otros 12 tomos terminando en 2006 con “El fin”. En 2004 se proyectó en la gran pantalla una versión basada en los tres primeros libros dirigida por Brad Silberling y que contaba con actores como Jim Carrey, Meryl Streep o Jude Law en el reparto. Pero parece ser que debido a desacuerdos entre las empresas implicadas en la producción las posibles secuelas no vieron la luz a pesar del buen recibimiento de la primera entrega.

En 2017, esta serie resurgió de sus cenizas como el ave Fénix gracias a Netflix. Y creo que lo hicieron de la mejor manera posible, dando a esta serie el trato que se merece. El guion fue escrito por el propio Daniel Handler y esta vez cuenta también con un gran reparto como Neil Patrick Harris en el papel de Conde Olaf, Nathan Fillion como Jacques Snicket o Patrick Warburton como el propio Lemony Snicket, narrador de la historia.

neil-jim1
Caracterización de Conde Olaf por Neil Patrick Harris (izquierda, Netflix) y Jim Carrey (derecha, película)

La trama de la serie se podría resumir en algo tan sencillo como las desventuras de tres huérfanos: Violet, Klaus y Sunny Baudelaire, que tratan de evitar las artimañas del Conde Olaf que quiere adueñarse de su herencia. Pero es justamente esa sencillez la que permite que se profundicen en otros aspectos, la belleza de los planos, diálogos trabajados y unos personajes profundos. Eso no quita que esta serie cuente con un surtido de asesinatos, sociedades secretas, incendios y una niñita encantadoramente malcriada.

plano
Un plano precioso con mucho simbolismo.

Un elegante Lemony Snicket, narrador de esta historia, se nos presenta en la primera escena y nos advierte: “Si os gustan las historias con final feliz, os habéis equivocado de sitio”. En los primeros diez segundos de capítulo, se desmorona la cuarta pared y el narrador se dirige directamente al espectador para plantar la semilla de la curiosidad.

Los diálogos se ven embellecidos con ciertas fórmulas propias que hacen que el espectador recuerde que está sumido en la historia de los Baudelaire y que dotan a la serie de un trato familiar. La figura del bien viene acompañada de angustia y compasión mientras que la figura del villano camina con el humor y la inverosimilitud, que es algo poco común en la fórmula de la serie estándar. El maquillaje y la vestimenta de los personajes a lo largo de las tres temporadas son impecables y la iluminación de cada capítulo te sume en el oscuro mundo de la historia. Creo que son estos tres puntos donde se ve que la serie ha sido realizada con cariño más allá que con la intención de convertirse en una super-ventas.

Quizás esta serie no hace que te replantees el sentido de la vida, y tampoco creo que se convierta en tu serie favorita de todos los tiempos, a pesar de eso, es una serie donde se ha hecho un buen trabajo y se ha conseguido hacer una de las mejores adaptaciones a la pequeña pantalla, conservando la esencia de los libros. Pero ojalá esta serie implique una nueva tendencia donde las adaptaciones a los buenos libros ya no se hagan de mala manera en dos horas de metraje, sino que, gracias a las nuevas plataformas y los nuevos y abundantes recursos, se puedan adaptar de manera fidedigna sin escatimar en tiempo. Pues todos deberíamos poder disfrutar de las buenas historias.


SOBRE EL AUTOR

FICHA NACHO.png

Twitter de Ignacio


DONACIONES

Si te gusta nuestro contenido, te invitamos a que nos apoyes con un donativo. ¡Juntos podemos hacer un espacio cultural cada día mejor!

Enlace a Paypal

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s